26 de diciembre de 2009

Vuelta al pantano del Ebro

Para cerrar este año de rutas nos acercamos a la mayor concentración de agua dulce de España, el pantano del Ebro. Teníamos la idea de realizarlo con nieve para poder disfrutar de uno de los paisajes más pintorescos de Cantabria (también de la provincia de Burgos, no se me enfade nadie). La semana pasada no pudimos realizarla y esta no la dejamos pasar. Como viene siendo habitual fuimos los dos de siempre, alguien se lo perdió…



Nuestro punto de partida fue el pueblo de Corconte, empezamos a pedalear por la CA-171 con mucho frío y un viento que “cortaba”, pasamos por La Población y La Costana (capital del municipio de Campoo de Yuso) donde nos desviamos hacia Villasuso. Dejamos la carretera para coger una pista dirección Quintanilla Polledo y llegar al puente de Orzales, cortado al tráfico y desde donde contemplamos Alto Campoo con mucha nieve, la parte del recorrido con mejores vistas.



Volvimos a la CA-171 para continuar dirección Reinosa, a los 3km. nos desviamos a la izquierda para coger una pista que nos llevaría hacia Horna de Ebro, atravesamos un pinar donde se nos cruzaron un par de corzos, este tramo nos resultó lo más entretenido de la ruta, mucho barro y algo de nieve. Ya en el pueblo, cruzamos el puente y de nuevo en carretera, esta vez por la CA-730. Paramos en Arroyo a ver la presa, el pantano estaba al 70% de su capacidad, continuamos hacia Las Rozas, donde visitamos probablemente la estampa más típica del pantano, la torre de la desaparecida iglesia de Villanueva, que emerge del pantano y puede visitarse dependiendo del nivel embalsado, nosotros pudimos. Y continuamos por carretera pasando por Renedo, Llano, cuya ermita de la Virgen de Avellanal tiene un bonito y pequeño merendero ideal para el avituallamiento (no era el día adecuado), y Bimón donde llegaríamos a la frontera con Burgos.



La carretera pasó a ser la BU-642 y el piso menos uniforme, había tramos que parecía una pista en buenas condiciones. Llegamos al pueblo de Arija donde nos dimos una vuelta, el pueblo perteneciente a Burgos tiene una gran historia a sus espaldas, aunque no viene al caso.

Otra vez a la carretera, con algún pequeño desvío para coger alguna pista alternativa hasta llegar a la N-623 a la altura de Cabañas de Virtus, pasado el pueblo nos metimos a la derecha por un camino que después se volvería pista y campo, con el fin de evitar la nacional en lo posible. El resto todo por la nacional N-623 dirección Santander hasta el cruce antes de subir el Escudo, donde continuamos por la CA-171 hasta Corconte.



Los 65km. de vuelta no tienen ninguna dificultad, pero es importante tener en cuenta la climatología. Debido a problemas técnicos, el track termina en el kilómetro 58 a falta de unos 6km. que son por carretera y no tienen pérdida. Por cierto, con el frío metido en el cuerpo nos acercamos a un restaurante en La Población de Yuso, donde nos dimos un homenaje “a la brasa” que nunca olvidaré, por la comida que con tantas ganas cogimos y por lo bien que nos atendieron.

12 de diciembre de 2009

Pisueña-La Braguía

En la última salida recorrimos el valle del Miera y en esta ocasión preparamos una ruta para conocer mejor los otros dos valles que conforman la comarca pasiega, el valle del Pisueña y el valle del Pas. Con 1ºC de temperatura, partimos del pueblo de Pisueña por un sendero de unos 2km. Al principio divertido y ciclable, pero al poco intransitable, en algunos tramos se nos cerró casi por completo, así que llegamos a la pista de "El Cotero" buena parte con la bici a cuestas, es lo que tiene el trazar las rutas en un mapa.



La pista que nos llevaría al alto "Coteruelo", estaba un poco rota y tenía unas bonitas vistas del valle del Pisueña.



Ya en el alto iniciamos un largo descenso, las vistas iban mejorando, esta vez del valle del Pas con el Castro Valnera al fondo. Ya casi al final del descenso, donde teníamos un par de pasos por la CA-262, tuvimos que parar y esperar las pasadas de unos clásicos de Rallye.

Continuamos por una carretera-pista por las faldas del valle hasta llegar a Pandacebo (foto inferior), pequeña aldea pasiega todavía habitada. Desde allí mismo subimos por lo que parecía una calzada romana, un tramo muy pequeño que conectaba con la pista de subida a "La Brena" y que nos llevaría a la Braguía.



Despues de seguir un tramo por carretera por la Braguía decidimos equivocadamente descender por un cortafuegos con un fuerte desnivel y bastante barro, para enlazar con una pista paralela a la carretera, como resultado... los dos al suelo y uno dando vueltas de campana.
Llegamos al cruce de la CA-262, a la derecha La Vega de Pas y a la izquierda Selaya, seguimos de frente por un sendero poco visible a la izquierda de una portilla, por el que atravesamos la Sierra "la Bellosa" y continuamos en un largo descenso de unos 3km. por una pista muy entretenida hasta llegar a Pisueña.



La ruta es de dificultad media, tanto física como técnica y un gran atractivo paisajístico. Lo único recomendable es evitar el tramo inicial del sendero (cogiendo una pista alternativa) y el cortafuegos de la Braguía (bajando por un sendero que hay poco después).