16 de octubre de 2010

La Canal del Diablo

Uno no se cansa de disfrutar de la naturaleza por lugares como la Reserva Natural del Saja, recorrer sus pistas y senderos entrando y saliendo de bosques cada cual más bonito. En esta ocasión aparte de disfrutar de la naturaleza y de la práctica del deporte, disfrutamos como nunca de uno de los recorridos más espectaculares que hemos hecho, el descenso por La Canal del Diablo.


Comenzamos la ruta (Rafa y el que escribe) en el pequeño aparcamiento del km. 28 del puerto de Palombera. Teníamos por delante unos 26km. de subida suave pero constante, primero por la pista que asciende a la Braña Espinas y que sale a Ozcaba y después por la que conduce a los puertos de Sejos desde la Venta Tajahierro. La mañana amaneció fría y según cogíamos altura el frío era cada vez más patente, para colmo, a la altura de Llano Castrillo nos empezó a llover ligeramente y al no ir preparados para tanto frío, nos afectó durante un buen rato, especialmente en los dedos.


Por suerte paró de llover en la entrada a los puertos de Sejos, el lugar donde el Arroyo Diablo se convierte en el Río Saja y desde donde parte el sendero que por la Braña Cureñas se accede a La Canal del Diablo. Pedaleamos junto al río encontrando algún que otro tramo en el que desmontar, en varias ocasiones nos vimos obligados a cruzar el río saltando de piedra en piedra con la "burra" al hombro, en una incluso dispusimos de un pequeño y nuevo puente de madera. Después de este pequeño tramo de sube y baja de la bici, llegamos al sendero ya bien definido que desciende por la canal. Salvo Rafa que quiso comprobar si su "francesita" (es una Lapierre) podía con cualquier tipo de piedra, cosa que resultó que no, ya no nos bajaríamos más de la bici. Descendimos entre barro y agua, sorteando piedras, raíces e incluso senderistas, durante casi 10km. de puro entretenimiento sólo paramos para hacer alguna foto y de paso abrir todos nuestros sentidos al bosque, ver las imposibles formas de algunos hayas, escuchar el descenso del río, etc. En fin una maravilla.

La ruta nos ha parecido ¡¡¡Espectacular!!! en todos los sentidos, ascenso por pista (menos el corto tramo Ozcaba-Venta Tajahierro), parajes espectaculares y un descenso impresionantemente bello y entretenido. La repetiremos sin duda, espero para entonces disponer de una doble para pasarlo mejor si cabe o por lo menos bajar con menos tensión. Tiene un IBP=133CA y técnicamente el descenso por la canal nos pareció de cierta dificultad, aunque esto como bien sabéis es relativo. ¿Habrá por Cantabria más descensos como este? Si es así, por favor hacédmelo saber. Nosotros seguiremos buscando...

11 de septiembre de 2010

De Mogro a Santander por la costa

Eran las 7:15 de la mañana y nos encontrábamos en la estación de FEVE de Santander dispuestos a subir al primer tren del día con destino a Mogro, lugar donde comenzaría la ruta que habíamos preparado y que no era otra que regresar a Santander por la costa.


Nos bajamos en el apeadero de Mogro y por la misma vía del tren retrocedimos hasta cruzar el puente sobre el Río Pas. El lugar por el cual íbamos a cruzar el río era lo único que no teníamos claro, pero en forocantabriamtb nos despejaron la duda (Gracias Iván por el track). Al otro lado del río cogimos una pista a la izquierda que avanzaba junto a su desembocadura, la pista acabó en una gran charca de la que tuvimos que salir andando, mojados hasta los tobillos y asustados por la cantidad y tamaño de las arañas que encontramos. Al final salimos a un camino que nos condujo a una casa que parecía abandonada, ¡pero no! Un perro del tamaño de una ternera nos recibió, ¡menos mal que estaba amarrado! Tuvimos que salir de la casa saltando una valla, cuando aún estábamos dentro salió otro perrito del mismo tamaño pero suelto. ¡Vaya susto! Estabamos totalmente vendidos, pero afortunadamente sólo ladró.

Llegamos a la CA-231 y nos dirigimos a los pinares de Liencres, el descenso hacia las playas lo hicimos por un sendero paralelo a la carretera. A partir de aquí, ya conocíamos prácticamente todo el camino. Continuamos por la Costa Quebrada por senderos que discurrían junto a las playas de Cerrías, Portío, La Arnía, Covachos y San Juan de la Canal, poco después paramos a hacer la correspondiente visita a la ermita del siglo XIV que alberga la imagen de la Virgen del Mar, patrona de Santander.

Y continuamos la marcha, pasando por La Maruca, la Playa del Bocal, el Panteón del Inglés (gran representación de la amistad), el famoso Puente del Diablo (foto inferior) hasta llegar al Faro de Cabo Mayor.

Desde el faro por el camino de Mataleñas llegamos al Sardinero, continuamos esquivando gente por el carril bici mientras duró, y sin más terminamos en la estación de Feve, punto de inicio y final de la ruta. No eran ni las 12:00 así que nos dió tiempo a tomar la recompensa con mucha calma y disfrute.


Es una ruta para disfrutarla con buen tiempo, tiene un engañoso IBP=55AB (el estado del terreno influye mucho en la dureza y este índice no lo tiene en cuenta), es un continuo sube y baja con alguna zona complicada, además de un par de zonas donde los molestos escajos son más protagonistas de lo que quisiéramos, haciéndola si cabe un poco más dura.



4 de septiembre de 2010

Cieza-Tordías-Brañazarza

Creo que nunca llegaré a tener el blog actualizado, llevo meses yendo con un par de rutas de retraso, pese a que me dan arrebatos como el de hoy proponiéndome acabar con el problema. Esta fue la primera ruta que hicimos en septiembre Rafa, Toño y el que escribe. Nos acercamos al municipio de Cieza donde...



... Dejamos la furgoneta antes de llegar al pueblo de Villayuso (155m) y nos pusimos en marcha destino a Villasuso, sobrepasado éste, empezamos a subir dejando a la derecha la ruta señalizada de "Brañazarza", por la cual volveríamos más tarde. La subida se nos hizo muy llevadera, charlando y marcando un ritmo tranquilo fuimos cogiendo altura y sin apenas darnos cuenta llegamos a la "Venta Tordías" (910m).



Hasta aquí todo monotonía y según nuestros cálculos estábamos cerca de empezar con el R&R. Nos desvíamos dirección Ucieda y después de un pequeño repecho descendimos hasta "Leonzón" donde giramos a la derecha justo después del paso canadiense, avanzamos un poco por braña con el rumbo que nos marcaba el Gps hasta encontrar el sendero que buscábamos, prácticamente todo bajada, muy estrecho y con bastante piedra e incluso barro en algunas zonas, muy entretenido, vamos ¡una gozada! - ¿verdad Toño? El sendero se perdió en un bosque, ¡menos mal que llevábamos a Garmin!, encontramos el camino a seguir por un sendero inciclable lleno de "escajos" que nos machacaron las piernas, sin duda lo más duro de la ruta.



Después de bastante caminar llegamos a enlazar con la ruta llamada de Brañazarza, un continuo sube y baja con algunos repechos complicados acompañados en todo momento de unas buenas vistas del valle de Cieza. Seguido entramos de nuevo en un bosque, esta vez con camino, para disfrutar de un bonito descenso no exento de emoción. Al salir llegamos a la zona más complicada de la ruta, un descenso con bastante desnivel y otro con mucha piedra que nos obligó a bajar con tensión. Para terminar llegamos a una pista que nos condujo al pueblo de Villasuso primero y a Villayuso después, donde aprovechamos para llenar el depósito, antes de volver a la furgoneta y dar por concluida la ruta.



Al final resultó una ruta corta (33km.) con un IBP=85AA, no demasiado exigente físicamente pero si técnicamente en algunos tramos, sobre todo en el descenso final. Una ruta no apta para quienes sean incompatibles con piedras, escajos y demás obstáculos del camino. A nosotros nos dejó un buen sabor de boca a todos.


28 de agosto de 2010

Fuente Dé-Áliva-Sotres-Bejes-Potes

Teníamos pendiente hacer nuestra primera ruta por los Picos de Europa y este fin de semana se dieron las condiciones necesarias, disponibilidad, buen pronóstico del tiempo y ganas. Nuestro mayor "CabraBike" del grupo (no lo digo por la edad, que también) se cayó de la lista de convocados por vacaciones, pero en cambio recibimos la buena noticia de la vuelta de Toño a nuestras rutas, después de casi un año de ausencia y en mejor forma que nunca.

Sobre las 8:15am llegamos a Potes, dejamos un coche para hacer la trece catorce y nos dirigimos a Fuente Dé con la intención de coger el teleférico en su primer viaje. Cuando llegamos a la taquilla a las 8:40am aproximadamente, ya teníamos unas diez personas delante y también alguna que otra bici. Antes de las 9:00am ya estábamos subiendo por el cable, con cierta tristeza comprobamos que la niebla, las nuebes y el frío nos iban a acompañar desde el comienzo, !Bien por los del tiempo!. Llegamos al mirador del cable con 7ºC y poco pudimos ver, fue la imaginación la que se tuvo que poner a trabajar. Así comenzamos a pedalear dirección al refugio de Áliva, durante la pequeña subida al desvío de Horcados Rojos se nos descubrió por momentos Peña Vieja. Después comenzamos a bajar sin descanso, paramos a ver el Chalet Real y pronto llegamos al refugio de Áliva donde cambiamos la ruta prevista y continuamos el descenso por la pista que conduce a la Ermita de la Santuca de Áliva.

Seguimos bajando y entramos en Asturias, cruzamos los invernales de Vegas de Sotres y poco después subimos al pueblo de Sotres. Allí nos encontramos con un par de bikers que nos pintaron como "fiera" la subida al Jito de Escarandi. No fue para tanto... la verdadera "fiera" estaba por llegar.


Al llegar al Jito de Escarandi nos desvíamos a la derecha dirección Bejes por una pista muy entretenida y con unas vistas que se antojaban impresionantes, pero la niebla y la ligera lluvia nos impidió disfrutar de ellas. Poco antes de llegar al pueblo de Bejes empezó a despejar, paramos en un pequeño mirador desde donde contemplamos Bejes y el Collado Pelea, nos quedamos alucinados al ver el aparente desnivel, y aunque esperábamos algo fuerte, esto parecía demasiado, así que nos consolamos pensando que era cuestión de perspectiva. Cruzamos el pueblo y rápidamente nos topamos con la pista hormigonada del Collado Pelea. ¡¡¡Impresionante!!!. Sin pensarlo mucho ataqué al coloso con la intención de llegar lo más lejos posible. No hubo forma, la subida no daba tregua, sobre todo al comienzo, así que después de alguna que otra parada (¡Cómo costaba reanudar la marcha!) y un kilómetro el resultado se puede resumir con la siguiente fórmula:

fuerte desnivel+cansancio+rueda delantera en el aire+terreno resbaladizo+gravedad = Cada uno se apea como quiere

Así que decidí unirme a mis compañeros y continuar lo que quedaba de ascenso paseando la bici, aunque algunos pequeños tramos nos animábamos. Finalmente llegamos al alto viendo por primera vez el cielo abierto ¡Qué bonito! Nos hicimos una foto y descendimos a Cabañes para coger la carretera CA-884 que pasando por Pendes, Tama y Ojedo, nos conduciría a Potes, donde nos quedamos a comer antes de ir a buscar el coche a Fuente Dé.

Pensábamos que iba a ser un paseo y no lo fue, también que tendríamos buen tiempo y tampoco. No pudimos disfrutar de las vistas, principal motivo de la ruta, pero ya tendremos oportunidad de repetirla y así poder enfrentarnos de nuevo a ese "Collado Peleón", espero que en mejores condiciones físicas. Por otro lado la ruta tiene un IBP=114BB y en los apenas 50km. se descienden 2800mt. y se suben 1250mt. Eso sí, los desniveles no son precisamente moderados, o estás bien preparado físicamente o la montaña te pone en tu sitio.

28 de julio de 2010

Lago Curavacas desde Vidrieros

Este fin de semana Fonso y yo realizamos una de las rutas que desde hacía tiempo teníamos planificada pero que por motivos varios no terminábamos de hacer... el ascenso al Lago glaciar del Curavacas en la Montaña Palentina.

Sobre las 9:00am llegamos al pueblo de Vidrieros, desde el mismo pueblo una pista remonta el valle de Pineda siguiendo el curso del río Carrión, vadeamos el río repetidas veces disfrutando como nunca, pues además de entretenido tenía un efecto refrescante que mitigaba el calor que estábamos soportando. Continuamos ascendiendo suavemente hasta llegar a los llanos de la Vega de Correcaballos. lugar donde se cierra el valle y donde hicimos una parada para comer algo y contemplar la subida al lago.


Hasta ahora había sido un paseo y aquí empezó lo bueno, la inclinación del terreno cambió radicalmente, una corta y fuerte subida con mucha piedra nos condujo a un alto desde donde nos desviamos a la izquierda para comenzar a subir por la zona conocida como las escaleras del Ves, (conjunto de cascadas producidas por ese arroyo y que descienden del lago). Después de unos tramos bastante exigentes, llegamos al bello y tranquilo Lago Curavacas. Unos minutos de observación y relax y volvimos por el mismo camino al punto de partida.


Una ruta obligada por la belleza del lugar, la dificultad física resulta un poco engañosa, pues aunque tiene un IBP=60AB y el desnivel acumulado no es mucho, los últimos cuatro kilómetros son bastante duros (en esto, el fuerte calor puede que tuviera mucho que ver). Respecto a la dificultad técnica, se puede decir que media. Y como recomendación, creo que para disfrutar un poco más de la ruta, es conveniente hacerla con una doble, el terreno tiene mucha piedra y machaca demasiado el cuerpo.

26 de junio de 2010

Ídolo de Peña Tú

Esta vez nos desplazamos al concejo de Llanes en nuestra vecina comunidad de Asturias, para recorrer un poco la costa y adentrarnos en la Sierra de la Borbolla a conocer el Ídolo de Peña Tú, un conjunto neolítico de pinturas y grabados que se ha conservado hasta nuestros días gracias a la especial situación y orientación de la Peña en la que se encuentra.

Ídolo de Peña Tú
Comenzamos en el municipio de La Franca por la AS-346, carretera que abandonamos rápidamente para desviarnos a la derecha por una pista que asciende a la sierra, al llegar arriba paramos a contemplar Buelna y la costa desde su mirador. Pronto llegamos a la carretera local LLN-4, por la que pedaleamos escasos metros antes de coger otra pista por la vertiente sur de la sierra dirección al Llano (llamado así supongo por ser una gran explanada en lo alto de la sierra), desde donde disfrutamos de un entretenido y técnico descenso hacia Vidiago.  
En Vidiago cruzamos la carretera nacional y nos acercamos a su playa, dimos una vuelta por un sendero junto al camping que terminó, sin darnos cuenta, con nosotros dentro del camping. ¡Vaya camping! Está situado en un lugar privilegiado y con unas vistas impresionantes de la costa. Nos hicimos la foto de rigor, ojeamos un poco y salimos por la senda costera dirección a los bufones de Arenillas.

No era el día idóneo para observar los bufones, pero hicimos un breve alto en el camino para acercarnos a los acantilados (foto superior). Reanudamos la marcha por la senda hasta llegar a la pasarela sobre el río Purón, sin llegar a cruzarla nos metimos por una estrecha y bonita senda que paralela al río nos llevó de nuevo a la carretera general, rápidamente la dejamos para hacer un pequeño circuito por las pistas de Riego, algunas de ellas cortadas por el paso de las obras de la "muy" futura autopista.
 
 
Volvimos a cruzar la nacional para comenzar el ascenso por pista al Ídolo de Peña Tú, superamos un complicado tramo final y llegamos al objetivo de la ruta. Un amable guía nos informó sobre el conjunto neolítico, nos hizo una foto por petición nuestra y nos indicó el camino de vuelta. Para volver según recomendación del propio guía, deberíamos atravesar la sierra de Oeste a Este, subiendo hasta el Llano, recorriéndolo y continuando por pistas (esta vez por la vertiente norte de la sierra, para no repetir) hasta salir a La Franca. Cosa que así hicimos.
Ruta de cosecha propia, entretenida y con un toque cultural. La mayoría del recorrido es por pista ciclable y un pequeño porcentaje por pista menos ciclable y carretera. Su IBP es de 101BA y resulta ideal para hacer en verano y aprovechar la proximidad de las bonitas playas que ofrece la zona.

19 de junio de 2010

Saja-Sejos-Embalse de la Cohilla-Tudanca

Este sábado nos fuimos de ruta Fonso y yo por uno de los parajes más bonitos de Cantabria, los puertos de Sejos. Aunque mi "sherpa" conocía bien el recorrido, me descargué el track de la ruta 19 de Cantabriaenbici.com y lo cargué en el gps, invertí el sentido de la marcha, pues nos habían dicho que existía la posibilidad de que las abundantes lluvias caídas los días anteriores se hubieran llevado por delante alguno de los puentes de Sejos, así de esta manera tendríamos más alternativas para el regreso (después comprobaríamos que estaban todos los puentes en su sitio).

Comenzamos pasado el pueblo de Saja por una pista que atraviesa el bosque y que asciende a Ozcaba (en la carretera del puerto de Palombera), cómodamente por asfalto subimos hasta la Venta de Tajahierro donde nos desvíamos a la derecha por una pista dirección Llano Castrillo y los puertos de Sejos. Todo este trayecto ofrece unas vistas espectaculares y el ascenso es bastante cómodo, salvo en las proximidades de los Cantos de la Borrica donde existen algunos tramos duros.

Después de una parada para inmortalizar el momento descendimos por pista al pueblo de Uznayo y continuamos por carretera atravesando Puente Pumar hasta llegar a La Laguna donde paramos a darnos un merecido "homenaje". Costó un poco reanudar la marcha, pero no quedó más remedio, todavía teníamos por delante muchos kilómetros por andar y metros por subir. Por la CA-281 junto al Embalse de la Cohilla bajamos rápidamente al pueblo de Tudanca, tras unos fuertes repechos iniciales dejamos atrás el pueblo y continuamos por la pista que sube por el Prado Concejo de Tudanca al Alto de la Jazona y la Braña de Buciero para finalmente descender por un bonito hayedo hasta el punto inicial de la ruta.

Una ruta tan dura como bella, unos 65km en los que se suben algo más de 2000mt. de desnivel acumulado.

5 de junio de 2010

Liaño-Esles-Pozos de Noja

Después de la maratoniana marcha del Soplao regresamos a nuestras particulares rutas. Esta vez le tocó prepararla a Rafa. A las 8:00h estábamos saliendo de Liaño, concretamente de la puerta de su casa.

Siempre contra nuestra voluntad los primeros kilómetros fueron por carreteras locales y comarcales, lo bueno era que había poco tráfico, cosa que se agradecía. Al llegar a Esles por fin cogimos una pista en buen estado, tenía tramos de fuerte pendiente y "piano piano si va lontano" fuimos subiendo y bordeando el Hayal de Esles, al llegar al alto nos dió paso una trialera, que fue lo mejor del día, por la que accedimos a las inmediaciones de los conocidos Pozos de Noja.

La niebla nos impidió disfrutar de las vistas una vez más, salvo el breve momento de la foto superior que despejó. Sin estarnos mucho continuamos dirección a la Crespa, donde bajamos un complicadillo cortafuegos y después disfrutamos de una largo descenso hacia Los Llanos. La vuelta la hicimos también por carreteras locales pero esta vez pasando por Cabárceno ¡Que raro! para coger una vez más el descenso desde el parque hasta La Concha, ¡Cualquier día lo hacemos con los ojos vendados! Al concluir procedimos a hidratarnos un poco a base de cebada, como es costumbre en nuestras salidas. Y fin de la ruta.


Al final otra entretenida y bonita ruta. 48km de los cuales buena parte son por asfalto, pero que merecen la pena sin duda. Su IBP es de 114AA y se podría decir que tanto la dificultad física como técnica es media.

22 de mayo de 2010

Los 10000 del Soplao

A las 5:30h suena el despertador, me levanto habiendo dormido poco más de 4 horas, ¡empezamos bien!, desayuno lo que puedo, me ducho, me visto, preparo las cosas a llevar y a las 6:30 salgo hacia casa de Fonso donde hemos quedado un grupo para ir en un solo vehículo. Como es habitual en mí, llego unos minutos tarde; nos dirigimos a Cabezón de la Sal, preparamos las bicis y nos acercamos al punto de salida. Son las 7:40h y ya hay mucha gente, todavía estoy medio dormido pero deseando empezar. A las 8:00h en punto se oye la traca y vagamente “Highway to hell”, a los pocos minutos empezamos a movernos, me deja impresionado ver a tanta gente en las cunetas animando ¡Vaya ambiente! Los primeros kilómetros me dejo llevar e intento avanzar posiciones siempre manteniendo mi ritmo, al poco ya no veo a ninguno de mis compañeros, no pasa nada ya nos encontraremos –me digo. Llegando a la Ermita de San Esteban me encuentro con Francisco que rueda junto a un amigo de Huesca, les dejo atrás y continúo. La bajada a Rioturbio con tanto biker buscando la trazada buena se hace algo peligrosa, pero ahí me encuentro en mi salsa. (Después me enteraría que se produjo una caída de gravedad). Empezamos a subir hacia la Ermita de San Antonio, voy muy bien, no tengo la sensación de estar subiendo; seguido un rápido descenso hacia Caviedes donde tenemos el primer avituallamiento; demasiada gente, sigo el guión previsto y no paro, aprovecho para comer sobre la marcha media barrita energética. Seguimos por carretera salvando algún pequeño alto y llegamos a La Cocina, la subida por excelencia de la ruta; un pequeño tramo alquitranado da paso a otro de entre el 15% y el 18% de desnivel con piedras sueltas, que junto a la cantidad de bikers hacen casi imposible el subir montado, oigo muchas cadenas quejarse, la mía incluida. Al llegar arriba un pequeño descenso y a comenzar la subida de La Florida, mis buenas sensaciones continúan; salimos a la carretera que lleva a Las Cuevas del Soplao dónde tenemos el segundo avituallamiento, tampoco paro, como la otra media barrita y me dejo caer por la pista que lleva a Celis, bajo “ligerillo” pero sin arriesgar.
 

Ya en la carretera hacia Puentenansa me doy cuenta que me estoy adelantando al horario previsto, tomo medio gel, nuestro equipo de apoyo femenino iba a vernos pasar por Ruente a partir de las 12:00h, así que llamo para comunicarlo, me dicen que puede que no lleguen a tiempo. Antes de subir Monte aA termino lo que me queda de gel y para arriba, me decanto por apearme en la rampa más dura, el resto lo subo montadito y a buen ritmo, poco antes de coronar una chica ofrece gominolas y no me puedo resistir… me como una de fresa. El descenso a Ruente lo hago a toda pastilla, no paro de adelantar a gente, paso por el pueblo a las 11:45h y no veo a mi equipo. Aplazamos la reunión hasta las 14:00h -14:30h aprox. En Bárcena Mayor, me comunican que Fonso está a una media hora. Llego a la campa de Ucieda a las 12:00h donde paro un rato, No estoy cansado, voy bien de piernas y sobre todo muy bien de moral, lo único que me preocupa es el sol que me está dando una buena paliza; decido subir el moral muy tranquilo para reencontrarme si es posible con Fonso en Bárcena, al comienzo hago alguna que otra breve parada en la sombra (sé que después me espera una buena tostada al sol), en una me dan un botellín de agua y lo acompaño con otra barrita energética. A ritmo suave alcanzo el alto, paro en el avituallamiento y bebo algo con sabor a naranja, estiro un poco y me lanzo para abajo; en una curva me llevo un buen susto, se me va la bici y doy una buena derrapada, me recuerdo a mi mismo que no llevo las cubiertas más apropiadas para bajar así, el resto de bajada me tranquilizo un poco, justo antes de llegar abajo me cruzo con los 3 primeros a los que doy ánimos, ¡como suben los tíos!
 

Llego a Bárcena Mayor a las 14:20h y por fin me encuentro con mi equipo de apoyo nutricional y moral. Busco sombra como un desesperado, estiro un poco, como un sándwich y medio de jamón ibérico ¡hay que cuidarse!, una coca-cola y una manzana, y me aplico crema protectora en abundancia. Después de casi media hora, Fonso todavía no ha llegado y decido seguir. Comienza la subida a Fuentes, los primeros kilómetros con algo de sombra son muy llevaderos, a medida que voy subiendo más me machaca el sol, hago varias paradas rápidas buscando las pocas sombras que encuentro. Poco antes de coronar me encuentro un puesto donde me dan una bendita ducha. Llego a Fuentes con mucho calor y dolor de posaderas, pero con fuerzas. Un pequeño descenso por pista y ya estoy en la carretera a Palombera, la subida es cómoda y aprovecho para llamar a mi equipo, están de camino a Ozcaba y puede que no llegen a tiempo; llego al alto y bajo por carretera, antes paro a coger agua en una fuente, estoy bebiendo demasiado y me preocupa, llego al cruce de Ozcaba y paro; No las veo, espero, estiro un poco, tomo un gel… intento llamar… ¡ No hay cobertura hasta Los Tojos! -me dice un Guardia Civil… sigo esperando 5,10, 15 minutos. Decido seguir, paso por Venta Vieja con muy buen ritmo y me lanzo hacia Colsa, mi “rígida total” me limita el descenso, echo de menos cualquier tipo de amortiguación, bajo pegando botes como un balón de playa y llego a Colsa con los brazos y las muñecas destrozados. Celebro coger asfalto, ¿quién me lo iba a decir a mí?. Paro en Los Tojos a mandar un sms a mi novia “+- a las 8 en cbezon”, mientras unos niñós me dicen: ¿Porqué te paras? ¡Vamos, que te van a pasar todos!
 

Llego al avituallamiento de Juzmeana a las 18:00h, paro a comer un plátano y una coca-cola y para arriba, voy bien, me digo- ¡que siga así! Sigo bebiendo más de lo normal, paro en otra fuente a beber y llenar el bidón y continúo, me empieza a doler la espalda y siento que me estoy empozando, a mitad de subida empiezo a notar escalofríos y a marearme, paro en una pequeña sombra, sabía que tarde o temprano mi incompatibilidad con el sol me pasaría factura, me quedo unos minutos tumbado y refrescándome, continúo y tras varias paradas para estirar la espalda llego al alto. Paso por el control a las 19:20h, ahora a disfrutar bajando el Moral, las vistas son impresionantes, bajo relajado y disfrutando el momento, se me vienen a la cabeza muchas cosas. Al llegar a Ucieda meto plato y decido apretar, me junto a un grupete y dándonos algún que otro relevo llegamos a Cabezón, mi tiempo 12:06:34 (10:30:43 pedaleando), dónde -¡Esta vez sí!- me espera mi novia con una cerveza bien fresquita.


Y para acabar dar las gracias a todos los que han hecho posible esta impresionante marcha, a la organización “DE LUJO”, a mis paisanos que sólo por sentir sus ánimos durante el recorrido merece la pena la vivencia, a todos los participantes y en especial a los que compartieron algún momento de la marcha conmigo, a toda esa gente que sin ser parte de la organización colaboró desinteresadamente (fotógrafos, avituallamientos, etc.), a mis amigos por su apoyo, también a mis buenos vecinos por los ánimos y por supuesto a mi novia POR TODO.

8 de mayo de 2010

Montes de Toranzo

Poco a poco vamos con el blog. Esta ruta empieza a convertirse en una "clásica" a la que acudimos todos los años, particularmente es una de mis favoritas, discurre por un terreno de singular encanto, variado y con unas inmejorables vistas de los valles de Toranzo y Carriedo. Aunque siempre variamos el lugar por el que ascendemos y descendemos (para buscar nuevos caminos y dar un punto de incertidumbre a la ruta), mantenemos fijo el paso por el Hayal de Aloños y la Cotera Lobos hasta el Collado Tablao, pues creemos que es un paso obligado para los amantes del MTB.


 
Esta vez partimos del Ayto. de Castañeda inicialmente Fonso, Francisco y un servidor, con nubarrones que amenazaban lluvia y con muchas papeletas para terminar mojados (cosa que no sucedería). Empezamos calentando por el carril bici dirección Ontaneda en busca de nuestro compañero Rafa que fiel a sus principios prefirió evitar kilómetros por asfalto. Al llegar a Santiurde de Toranzo se nos unió al grupo y continuamos hacia San Martín de Toranzo donde comenzaríamos a ascender por pista, charlando y disfrutando de las vistas los primeros kilómetros se hicieron muy llevaderos, sin darnos cuenta estábamos casi arriba. En ese pequeño "casi" que faltaba se encontraban unos últimos repechos realmente duros que nos pusieron el indicador de pulsaciones en el rojo.
 
 
Una vez arriba atravesamos el Monte Cabaña y un poco después el bonito Bosque de Vejoris, al acabar la pista continuamos por una carretera local dirección Barcena, la abandonamos antes de bajar a Bárcena para coger una pista a la izquierda que nos llevaría al Hayal de Aloños después de unos 4km de ascenso.
 

Desde este punto hasta el Collado Tablao disfrutamos de todo tipo de terreno, pista rota, piedras, barro, sendero y después cortafuegos (opcional), no es excesivamente técnico y resulta muy entretenido. En el "Tablao" paramos a disfrutar de las vistas de los valles y hacernos la foto de grupo.
Para descender optamos por continuar la pista hacia el N y bajar un cortafuegos, al llegar abajo (cada uno como pudo) seguimos por pistas dirección Santiurde en las que nos topamos con una exageración de barro, era tan pegajoso que por momentos las bicis no rodaban y teníamos que parar para soltar barro, conseguimos salir a una pista limpia en la que soltamos todo el barro que pudimos y de ahí a Santiurde de Toranzo para volver por el mismo camino al punto de partida.
 
 
Resumiendo, 48km de entretenimiento en una ruta que no defraudará a nadie, con una dificultad física media (IBP=123AA). Técnicamente la dificultad se puede considerar media también, el cortafuegos (que se puede evitar) y la subida al "Tablao" es lo más complicado, pero como siempre digo... eso ya depende de cada uno.
 

30 de abril de 2010

Circuito desde Castañeda (+ rutas de abril)

Después de tener el blog bastante abandonado, debido principalmente a que nuestras salidas se han visto condicionadas un poco por la proximidad de la marcha del "Soplao", un par de ellas han sido por parte de su recorrido, del que hay mucha información, otras incompletas por avería, otras por no disponer de fotos o del track, etc. Así que he decidido agruparlas todas en una entrada con una breve explicación de cómo nos fue...

La primera salida de abril fue por la segunda parte del soplao, nos acercamos (Rafa y yo) al pueblo de Correpoco, cercano a Bárcena Mayor, desde este iniciamos en plena Reserva del Saja el largo ascenso a la Cruz de Fuentes (16km.) rodeados de un entorno único. Llegados a la Cruz de Fuentes (foto inferior) paramos a esperar, pues Fonso y unos compañeros de trabajo habían salido una hora antes de Ucieda; tardaron un poco más de lo esperado pero fueron llegando cada uno a su ritmo junto con más bikers. Después nos lanzamos por una pista que nos dejó en la carretera de subida al Puerto de Palombera, coronamos y bajamos hasta llegar al Collado de Ozcaba donde abandonamos la carretera para continuar por pista hacia Venta Vieja, en la ascensión disfrutamos de unas vistas espectaculares hasta llegar al alto, después descendimos por una rápida pista con destino a Colsa y luego por carretera volvimos al punto de partida. Al final nos salieron casi 50km. y nos quedamos con las ganas de subir el Moral, pero teníamos compromisos que atender. Es un recorrido del que existe mucha información, sin ir más lejos en http://www.diezmildelsoplao.com/, por ese motivo no subo el track (si alguien lo quiere que me lo pida).


Nuestra segunda ruta del mes fue una auténtica aventura, necesitabamos rodar por terrenos más complicados y disfrutar un poco del MTB en busca de piedras. Salimos de Liaño (también Rafa y yo) y por pista subimos a Peña Cabarga, sin llegar al repetidor descendimos por la ladera sur por un sendero que puso a prueba nuestra técnica y por qué no decirlo, nuestra suerte. Rafa con su doble de 140mm disfrutó el descenso como pocos, y yo con mi "rígida total" también lo disfruté, pero por llegar abajo sano y salvo ¡y sin haberme bajado de la bici!. Continuamos direccíon Liérganes por la CA-260, lo cruzamos y a la altura de Rubalcaba giramos a la derecha para subir por carretera a La Quieva (muy cerca de los Pozos de Noja). Se acabó la carretera y tuvimos que continuar por pista primero, senderos después, monte y al final una calzada (desconozco si Romana o Pasiega) que parecía la bajada de Tresviso, pero en peores condiciones. Prácticamente 3-4km. con la bici a cuestas hasta llegar a Mirones, para luego volver por el camino más rápido, la carretera.
El recorrido por el Macizo de las Esguinzas es digno de ser visitado y la tranquilidad existente es abrumadora, pero con nuestras bicis no es lo suficientemente ciclable como para repetirla, haría falta una bici de enduro. No disponemos del track, el Garmin no quiso trabajar ese día. Otra ruta de las que no se olvidan pese a la caminata.
Esta tercera salida del mes fue una auténtica pena, nos acercamos al pueblo de Bárcena Pie de Concha (otra vez Rafa y yo, ¿Porqué será?) con la intención de ascender a Obios desde Pujayo y por trialeras y senderos atravesar el bosque hasta llegar a Bárcena Mayor, luego subiríamos el Moral y por su braña volveríamos a Obios para hacer otro entretenido descenso a Montabliz. Esa era la teoría. La práctica fue que después de subir a Obios y cuando ya llevábamos unos cuantos kilómetros disfrutando por el bosque un palo se cruzó en el camino de Rafa y le partió la patilla del cambio, no tenía cierre para la cadena y el mio no valía, habíamos recorrido 13kms. y nos teníamos que dar la vuelta. Aprovechamos para disfrutar del impresionante paraje que nos rodeaba y hacer alguna foto dando algún saltito (como la de abajo). No tardaremos en volver para completar esta ruta, es sencillamente espectacular... y eso que no vimos todo.


Y la última salida del mes la realizamos por las cercanías de Castañeda (¿Quienes?). Comenzamos en su Ayuntamiento, por el carril bici y un poco de carretera local y pista llegamos a la Sierra de Caballar, por la cual dimos una vuelta antes de descender al pueblo de Argomilla, continuamos y en La Penilla subimos (por unas empinadas cuestas) al monte Carceña y su Ermita de San Miguel, lo cruzamos y salimos a la "recta de la pasiega" en Renedo, desde donde cogimos una pista que cruza los montes de Piélagos dirección a Quijano, la vuelta la hicimos por el mismo monte pero diferente pista (foto inferior) y luego subimos por segunda vez al monte Carceña para dejarnos caer por una entretenida pista al pueblo de Carandía, desde donde continuamos por un sendero paralelo a los rios Pas y Pisueña que cruzamos para llegar al punto de partida. Esta ruta la fuimos improvisando sobre la marcha por un recorrido bastante conocido para nosotros. Alterna diferentes terrenos y es 100% ciclable. El track lo denomino "Circuito desde Castañeda" y el perfil es el de abajo.