27 de febrero de 2010

Vuelta al Macizo de Peña Cabarga

Este fin de semana habíamos pensado hacer una ruta fácil y sin sobresaltos por la costa oriental de nuestra querida Cantabria. La idea era llegar pronto a casa para así evitar un posible encuentro con el ciclón Cintia, pero un imprevisto de última hora nos obligó a retrasar la salida y tener que buscar otra alternativa... Eran las 11:00am y estábamos en Liaño, no disponíamos de mucho tiempo así que sobre la marcha improvisamos dar la vuelta al macizo de Peña Cabarga intentando evitar la carretera en todo lo que nos fuera posible.

Los primeros kilómetros los hicimos por carreteras locales hacia Santiago de Cudeyo, luego continuamos dirección al Pantano de Heras. Allí en lugar de seguir por carretera cogimos un sendero paralelo al pantano (que nos quitó "el mono" que teníamos de todo lo que no fuese asfalto) hasta volver a la carretera, por la que llegamos a un bonito parque en Sobremazas.

En este punto comenzó la mejor parte de la ruta, recorrimos la vertiente sur del macizo por una sucesión de pistas y senderos desde los que pudimos contemplar unas inmejorables vistas del los Pozos de Valcaba antes de llegar a La Mazuga.

A estas alturas los fuertes vientos del temporal ya se hacían notar, así que entramos al parque (un "10" para el empleado de la cabina por su comprensión y amabilidad) para aligerar el regreso. Y como guinda, desde el mismo parque, el descenso de 1,5km. de piedras, tierra y barro que ya empieza a ser habitual en nuestras rutas por Peña Cabarga y que nos dejó en La Concha, muy cerca del punto de partida, al que llegamos por el carril bici.

La ruta es corta y de dificultad física media-baja (IBP=69BA), lo que la hace ideal para cuando no se dispone de mucho tiempo o simplemente no se quiere sufrir mucho (aunque es un continuo sube y baja). Técnicamente tiene algunos tramos un poco complicados en el último descenso.

20 de febrero de 2010

Valle de Luena y Monte Cildá

El Valle de Luena situado en la ladera norte de la cordillera Cantábrica fue nuestro punto de partida para intentar llegar al Monte Cildá (1065m.), cima más elevada del municipio de Corvera de Toranzo.

El pequeño pelotón lo formamos Rafa, Esteban (nuevo fichaje) y un servidor. Con 1ºC y el cielo totalmente despejado, comenzamos una vez más en Estrambasmestas, primer pueblo del municipio de Luena en sentido Santander-Burgos.


Por la CA-263 recorrimos 1km. antes de iniciar una exigente subida dirección Sur, el frío se nos quitó de golpe. Al llegar arriba contemplamos los valles de Aldano y Luena antes de descender por un técnico sendero, al abandonarlo y coger una pista, tuvimos la primera incidencia del día, pinchazo de Esteban, una vez solucionado nos pusimos en marcha de nuevo y... otro pinchazo, esta vez mio (acababa de comentarle que llevaba siete meses sin pinchar gracias a unas bandas de protección y al líquido anti-pinchazos llamado "moco"... ¡por hablar!). Parecía un poro, no llegaba a desinflarse del todo, así que decidimos inflar para ver como evolucionaba y descender a la N-623 a la altura de Vozpornoche.

En la N-623 seguimos escasos 500 metros carretera Santander y giramos a la izquierda para coger la CA-709 dirección Sel de la Carrera, al llegar al pueblo paramos a inflar por última vez la rueda y descansar un poco. Continuamos, encontrándonos tramos con desniveles superiores al 20%, despues ya por pista la subida se volvió más moderada. Al llegar a la cota 700m empezamos a ver nieve y a los 800m ya teníamos que desmontar con bastante frecuencia, un poco más arriba se nos hizo imposible pedalear y tocó cargar con la bici los casi 3km. que faltaban hasta el Monte Cildá.

En Cildá la abundante nieve nos impidió ver los restos del campamento romano levantado durante las guerras cántabras, pero a cambio tuvimos una espléndida panorámica en todas las direcciones, los límites de la Cantabria pasiega, los Picos de Europa y hasta Santander, por algo es un vértice geodésico de primer grado.
Los siguientes 3km. hasta el depósito de agua de la Espina del Gallego, que transcurren por la calzada romana, fueron un calco de los anteriores, lo que nos resultó un poco pesado. Al llegar al depósito, con los pies congelados, sentimos unas ganas tremendas de empezar a dar pedales, bajamos un largo y entretenido cortafuegos y por pistas y carretera local llegamos a Esponzués, de ahí a la N-623 y fin de ruta.

Una lástima los 6km. intransitables por la nieve, pero ya tendremos ocasión de repetirla en otras condiciones. Por lo demás, la ruta es de dificultad física alta (iBP=147BA), en los primeros 20km. se suben casi 1400m. de desnivel. Técnicamente sólo hay dificultad en el cortafuegos y en el tramo de calzada romana que no pudimos disfrutar. Y paisajísticamente impresionante.


13 de febrero de 2010

Alrededores La Cuera y Churrón de Borleña

Espectacular día de mountain bike el que hemos tenido hoy por los alrededores del Pico Cuera, disfrutando de la nieve (foto inferior) y de unas vistas priviligiadas del Valle de Toranzo. La ola de frío y nieve nos animó más de lo habitual, estábamos deseando coger nieve...

Como viene siendo habitual el super pelotón lo formábamos Rafa y yo. Salimos de Villabañez y por el carril bici que lleva a Ontaneda, atravesamos Puente Viesgo, La Penilla y Soto Iruz, un poco antes de llegar a Santiurde de Toranzo nos desviamos a la derecha para cruzar el río Pas y entrar en Borleña. Decidimos hacer una visita al famoso "Churrón de Borleña", cascada natural con unos 20 metros de caída a la que se llega por un bonito sendero de poco más de 1,5km.

Y llegó el momento de subir, primero por carretera a Salcedillo (300mt), en la entrada y salida del pueblo nos encontramos el tramo más duro de la ruta. La nieve empezamos a verla poco antes de llegar a Quintana (500mt). En el pueblo, ya con bastante nieve cogimos la pista que nos llevaría a La Cuera, a medida que subíamos la nieve nos iba complicando más el avance y en algunos tramos tuvimos que desmontar, pero conseguimos llegar arriba sin demasiados problemas (700mt).

En el alto mucho frío (-2ºC) y mucha nieve, lo que afectó a nuestros cambios y a mis pedales, que se quedaron congelados impidiendo que me pudiera trabar, así que visto lo visto decidimos no dar la vuelta completa al pico para no seguir subiendo y bordear la montaña para acortar la ruta.

Continuamos por pistas abriendo camino con nuestra rodada, pedalear costaba un poco más de lo normal pero merecía la pena, no parábamos de coger pequeñas subidas y bajadas mientras nos nevaba y contemplábamos el blanco Valle de Toranzo. Fuímos descendiendo poco a poco por pista cada vez con menos nieve, hasta abandonarla al ver un estrecho sendero que nos llevó a un cortafuegos y por el que descendimos al pueblo de Aes. De allí al carril bici de vuelta, una merecida cerveza y para casa.

La sensación que me ha producido el andar en bici por nieve virgen, con relativa facilidad, disfrutando del entorno y de cada pedalada hacen que esta haya sido la ruta en la que más he disfrutado sobre la bicicleta.
La ruta en condiciones normales es de dificultad física media/baja (IBP=90AA) y dificultad técnica media, pero teniendo en cuenta la nieve la dificultad aumenta un poco. Esto sin contar el descenso por el cortafuegos (que se puede evitar si se continúa por la pista) que es de dificultad técnica alta.

6 de febrero de 2010

Montes de San Pedro del Romeral

Hoy Rafa y yo nos acercamos otra vez al verde Valle del Pas con la idea de hacer la ruta Nº110 de http://www.cantabriaenbici.es/. Estos días pasados habíamos tenido un tiempo primaveral y esperábamos que la cosa continuara así, pero al llegar a Entrambasmestas, nuestro punto de partida, rápidamente comprobamos que iba a tocar frío y probablemente agua.

Fuimos calentando 6 kilómetros por la CA-263 hacia la Vega de Pas antes de coger una pista a nuestra derecha dirección a Hornedillo, durante la larga subida dejamos Hornedillo a la izquierda y continuamos hasta coronar, después un breve descenso y llegamos a San Pedro del Romeral (capital municipal).

En San Pedro del Romeral cogimos la CA-633 y en cómodo ascenso por el puerto de la Matanela, nos plantamos en el Parque Eólico del Coterón, al cruzarle nos encontramos con la imagen impactante del día, un buitre leonado abatido en medio de la pista, justo debajo de un aerogenerador. Para reflexionar.

Descenso hacia Carrascal de Cocejón y otra vez a subir, ahora hacia la cima del Coto Alisas por un camino de tierra con tramos de bastante pendiente, en lo alto tocamos nieve. En este punto del recorrido empezó lo bueno, primero un descenso por monte por el Collado Bustafrades, que parecía un campo de golf y luego un largo descenso por pista interrumpido sólo cuando vimos a nuestra izquierda una pista rota que parecía un cortafuegos, no sabíamos dónde nos conduciría, pero no pudimos evitarlo. Bajamos por ella y fuimos enlazando, pistas, caminos y trialeras por un bosque, mountain bike en "estado puro", con todos los ingredientes que buscamos en nuestras salidas.

Pero como no siempre sale todo perfecto, el camino se empezó a hacer cada vez más pequeño y nos metimos casi un kilómetro apartando zarzas y ramas sin saber bien ni dónde estábamos ni dónde acabaríamos. Felizmente se nos abrió el camino y llegamos a una pista que nos dejó a escasos 200 metros del punto de partida. Y casi no nos llovió.


Por segunda vez el señor Garmin hace caso omiso a nuestras indicaciones y nos hace la ruta en sentido inverso. La ruta es de una belleza paisajística muy alta, de dificultad física media (IBP=116BA) y técnica baja hasta el último tramo que se complica (única variante con respecto al track de http://www.cantabriaencibi.es/), pero se puede evitar siguiendo la pista que baja a la CA-263.

Otro gran día de mountain bike...