26 de junio de 2010

Ídolo de Peña Tú

Esta vez nos desplazamos al concejo de Llanes en nuestra vecina comunidad de Asturias, para recorrer un poco la costa y adentrarnos en la Sierra de la Borbolla a conocer el Ídolo de Peña Tú, un conjunto neolítico de pinturas y grabados que se ha conservado hasta nuestros días gracias a la especial situación y orientación de la Peña en la que se encuentra.

Ídolo de Peña Tú
Comenzamos en el municipio de La Franca por la AS-346, carretera que abandonamos rápidamente para desviarnos a la derecha por una pista que asciende a la sierra, al llegar arriba paramos a contemplar Buelna y la costa desde su mirador. Pronto llegamos a la carretera local LLN-4, por la que pedaleamos escasos metros antes de coger otra pista por la vertiente sur de la sierra dirección al Llano (llamado así supongo por ser una gran explanada en lo alto de la sierra), desde donde disfrutamos de un entretenido y técnico descenso hacia Vidiago.  
En Vidiago cruzamos la carretera nacional y nos acercamos a su playa, dimos una vuelta por un sendero junto al camping que terminó, sin darnos cuenta, con nosotros dentro del camping. ¡Vaya camping! Está situado en un lugar privilegiado y con unas vistas impresionantes de la costa. Nos hicimos la foto de rigor, ojeamos un poco y salimos por la senda costera dirección a los bufones de Arenillas.

No era el día idóneo para observar los bufones, pero hicimos un breve alto en el camino para acercarnos a los acantilados (foto superior). Reanudamos la marcha por la senda hasta llegar a la pasarela sobre el río Purón, sin llegar a cruzarla nos metimos por una estrecha y bonita senda que paralela al río nos llevó de nuevo a la carretera general, rápidamente la dejamos para hacer un pequeño circuito por las pistas de Riego, algunas de ellas cortadas por el paso de las obras de la "muy" futura autopista.
 
 
Volvimos a cruzar la nacional para comenzar el ascenso por pista al Ídolo de Peña Tú, superamos un complicado tramo final y llegamos al objetivo de la ruta. Un amable guía nos informó sobre el conjunto neolítico, nos hizo una foto por petición nuestra y nos indicó el camino de vuelta. Para volver según recomendación del propio guía, deberíamos atravesar la sierra de Oeste a Este, subiendo hasta el Llano, recorriéndolo y continuando por pistas (esta vez por la vertiente norte de la sierra, para no repetir) hasta salir a La Franca. Cosa que así hicimos.
Ruta de cosecha propia, entretenida y con un toque cultural. La mayoría del recorrido es por pista ciclable y un pequeño porcentaje por pista menos ciclable y carretera. Su IBP es de 101BA y resulta ideal para hacer en verano y aprovechar la proximidad de las bonitas playas que ofrece la zona.

19 de junio de 2010

Saja-Sejos-Embalse de la Cohilla-Tudanca

Este sábado nos fuimos de ruta Fonso y yo por uno de los parajes más bonitos de Cantabria, los puertos de Sejos. Aunque mi "sherpa" conocía bien el recorrido, me descargué el track de la ruta 19 de Cantabriaenbici.com y lo cargué en el gps, invertí el sentido de la marcha, pues nos habían dicho que existía la posibilidad de que las abundantes lluvias caídas los días anteriores se hubieran llevado por delante alguno de los puentes de Sejos, así de esta manera tendríamos más alternativas para el regreso (después comprobaríamos que estaban todos los puentes en su sitio).

Comenzamos pasado el pueblo de Saja por una pista que atraviesa el bosque y que asciende a Ozcaba (en la carretera del puerto de Palombera), cómodamente por asfalto subimos hasta la Venta de Tajahierro donde nos desvíamos a la derecha por una pista dirección Llano Castrillo y los puertos de Sejos. Todo este trayecto ofrece unas vistas espectaculares y el ascenso es bastante cómodo, salvo en las proximidades de los Cantos de la Borrica donde existen algunos tramos duros.

Después de una parada para inmortalizar el momento descendimos por pista al pueblo de Uznayo y continuamos por carretera atravesando Puente Pumar hasta llegar a La Laguna donde paramos a darnos un merecido "homenaje". Costó un poco reanudar la marcha, pero no quedó más remedio, todavía teníamos por delante muchos kilómetros por andar y metros por subir. Por la CA-281 junto al Embalse de la Cohilla bajamos rápidamente al pueblo de Tudanca, tras unos fuertes repechos iniciales dejamos atrás el pueblo y continuamos por la pista que sube por el Prado Concejo de Tudanca al Alto de la Jazona y la Braña de Buciero para finalmente descender por un bonito hayedo hasta el punto inicial de la ruta.

Una ruta tan dura como bella, unos 65km en los que se suben algo más de 2000mt. de desnivel acumulado.

5 de junio de 2010

Liaño-Esles-Pozos de Noja

Después de la maratoniana marcha del Soplao regresamos a nuestras particulares rutas. Esta vez le tocó prepararla a Rafa. A las 8:00h estábamos saliendo de Liaño, concretamente de la puerta de su casa.

Siempre contra nuestra voluntad los primeros kilómetros fueron por carreteras locales y comarcales, lo bueno era que había poco tráfico, cosa que se agradecía. Al llegar a Esles por fin cogimos una pista en buen estado, tenía tramos de fuerte pendiente y "piano piano si va lontano" fuimos subiendo y bordeando el Hayal de Esles, al llegar al alto nos dió paso una trialera, que fue lo mejor del día, por la que accedimos a las inmediaciones de los conocidos Pozos de Noja.

La niebla nos impidió disfrutar de las vistas una vez más, salvo el breve momento de la foto superior que despejó. Sin estarnos mucho continuamos dirección a la Crespa, donde bajamos un complicadillo cortafuegos y después disfrutamos de una largo descenso hacia Los Llanos. La vuelta la hicimos también por carreteras locales pero esta vez pasando por Cabárceno ¡Que raro! para coger una vez más el descenso desde el parque hasta La Concha, ¡Cualquier día lo hacemos con los ojos vendados! Al concluir procedimos a hidratarnos un poco a base de cebada, como es costumbre en nuestras salidas. Y fin de la ruta.


Al final otra entretenida y bonita ruta. 48km de los cuales buena parte son por asfalto, pero que merecen la pena sin duda. Su IBP es de 114AA y se podría decir que tanto la dificultad física como técnica es media.