26 de junio de 2010

Ídolo de Peña Tú

Esta vez nos desplazamos al concejo de Llanes en nuestra vecina comunidad de Asturias, para recorrer un poco la costa y adentrarnos en la Sierra de la Borbolla a conocer el Ídolo de Peña Tú, un conjunto neolítico de pinturas y grabados que se ha conservado hasta nuestros días gracias a la especial situación y orientación de la Peña en la que se encuentra.

Ídolo de Peña Tú
Comenzamos en el municipio de La Franca por la AS-346, carretera que abandonamos rápidamente para desviarnos a la derecha por una pista que asciende a la sierra, al llegar arriba paramos a contemplar Buelna y la costa desde su mirador. Pronto llegamos a la carretera local LLN-4, por la que pedaleamos escasos metros antes de coger otra pista por la vertiente sur de la sierra dirección al Llano (llamado así supongo por ser una gran explanada en lo alto de la sierra), desde donde disfrutamos de un entretenido y técnico descenso hacia Vidiago.  
En Vidiago cruzamos la carretera nacional y nos acercamos a su playa, dimos una vuelta por un sendero junto al camping que terminó, sin darnos cuenta, con nosotros dentro del camping. ¡Vaya camping! Está situado en un lugar privilegiado y con unas vistas impresionantes de la costa. Nos hicimos la foto de rigor, ojeamos un poco y salimos por la senda costera dirección a los bufones de Arenillas.

No era el día idóneo para observar los bufones, pero hicimos un breve alto en el camino para acercarnos a los acantilados (foto superior). Reanudamos la marcha por la senda hasta llegar a la pasarela sobre el río Purón, sin llegar a cruzarla nos metimos por una estrecha y bonita senda que paralela al río nos llevó de nuevo a la carretera general, rápidamente la dejamos para hacer un pequeño circuito por las pistas de Riego, algunas de ellas cortadas por el paso de las obras de la "muy" futura autopista.
 
 
Volvimos a cruzar la nacional para comenzar el ascenso por pista al Ídolo de Peña Tú, superamos un complicado tramo final y llegamos al objetivo de la ruta. Un amable guía nos informó sobre el conjunto neolítico, nos hizo una foto por petición nuestra y nos indicó el camino de vuelta. Para volver según recomendación del propio guía, deberíamos atravesar la sierra de Oeste a Este, subiendo hasta el Llano, recorriéndolo y continuando por pistas (esta vez por la vertiente norte de la sierra, para no repetir) hasta salir a La Franca. Cosa que así hicimos.
Ruta de cosecha propia, entretenida y con un toque cultural. La mayoría del recorrido es por pista ciclable y un pequeño porcentaje por pista menos ciclable y carretera. Su IBP es de 101BA y resulta ideal para hacer en verano y aprovechar la proximidad de las bonitas playas que ofrece la zona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario