28 de julio de 2010

Lago Curavacas desde Vidrieros

Este fin de semana Fonso y yo realizamos una de las rutas que desde hacía tiempo teníamos planificada pero que por motivos varios no terminábamos de hacer... el ascenso al Lago glaciar del Curavacas en la Montaña Palentina.

Sobre las 9:00am llegamos al pueblo de Vidrieros, desde el mismo pueblo una pista remonta el valle de Pineda siguiendo el curso del río Carrión, vadeamos el río repetidas veces disfrutando como nunca, pues además de entretenido tenía un efecto refrescante que mitigaba el calor que estábamos soportando. Continuamos ascendiendo suavemente hasta llegar a los llanos de la Vega de Correcaballos. lugar donde se cierra el valle y donde hicimos una parada para comer algo y contemplar la subida al lago.


Hasta ahora había sido un paseo y aquí empezó lo bueno, la inclinación del terreno cambió radicalmente, una corta y fuerte subida con mucha piedra nos condujo a un alto desde donde nos desviamos a la izquierda para comenzar a subir por la zona conocida como las escaleras del Ves, (conjunto de cascadas producidas por ese arroyo y que descienden del lago). Después de unos tramos bastante exigentes, llegamos al bello y tranquilo Lago Curavacas. Unos minutos de observación y relax y volvimos por el mismo camino al punto de partida.


Una ruta obligada por la belleza del lugar, la dificultad física resulta un poco engañosa, pues aunque tiene un IBP=60AB y el desnivel acumulado no es mucho, los últimos cuatro kilómetros son bastante duros (en esto, el fuerte calor puede que tuviera mucho que ver). Respecto a la dificultad técnica, se puede decir que media. Y como recomendación, creo que para disfrutar un poco más de la ruta, es conveniente hacerla con una doble, el terreno tiene mucha piedra y machaca demasiado el cuerpo.