16 de octubre de 2010

La Canal del Diablo

Uno no se cansa de disfrutar de la naturaleza por lugares como la Reserva Natural del Saja, recorrer sus pistas y senderos entrando y saliendo de bosques cada cual más bonito. En esta ocasión aparte de disfrutar de la naturaleza y de la práctica del deporte, disfrutamos como nunca de uno de los recorridos más espectaculares que hemos hecho, el descenso por La Canal del Diablo.


Comenzamos la ruta (Rafa y el que escribe) en el pequeño aparcamiento del km. 28 del puerto de Palombera. Teníamos por delante unos 26km. de subida suave pero constante, primero por la pista que asciende a la Braña Espinas y que sale a Ozcaba y después por la que conduce a los puertos de Sejos desde la Venta Tajahierro. La mañana amaneció fría y según cogíamos altura el frío era cada vez más patente, para colmo, a la altura de Llano Castrillo nos empezó a llover ligeramente y al no ir preparados para tanto frío, nos afectó durante un buen rato, especialmente en los dedos.


Por suerte paró de llover en la entrada a los puertos de Sejos, el lugar donde el Arroyo Diablo se convierte en el Río Saja y desde donde parte el sendero que por la Braña Cureñas se accede a La Canal del Diablo. Pedaleamos junto al río encontrando algún que otro tramo en el que desmontar, en varias ocasiones nos vimos obligados a cruzar el río saltando de piedra en piedra con la "burra" al hombro, en una incluso dispusimos de un pequeño y nuevo puente de madera. Después de este pequeño tramo de sube y baja de la bici, llegamos al sendero ya bien definido que desciende por la canal. Salvo Rafa que quiso comprobar si su "francesita" (es una Lapierre) podía con cualquier tipo de piedra, cosa que resultó que no, ya no nos bajaríamos más de la bici. Descendimos entre barro y agua, sorteando piedras, raíces e incluso senderistas, durante casi 10km. de puro entretenimiento sólo paramos para hacer alguna foto y de paso abrir todos nuestros sentidos al bosque, ver las imposibles formas de algunos hayas, escuchar el descenso del río, etc. En fin una maravilla.

La ruta nos ha parecido ¡¡¡Espectacular!!! en todos los sentidos, ascenso por pista (menos el corto tramo Ozcaba-Venta Tajahierro), parajes espectaculares y un descenso impresionantemente bello y entretenido. La repetiremos sin duda, espero para entonces disponer de una doble para pasarlo mejor si cabe o por lo menos bajar con menos tensión. Tiene un IBP=133CA y técnicamente el descenso por la canal nos pareció de cierta dificultad, aunque esto como bien sabéis es relativo. ¿Habrá por Cantabria más descensos como este? Si es así, por favor hacédmelo saber. Nosotros seguiremos buscando...