16 de junio de 2012

Braña de Lodar desde Bárcena Mayor

Esta ruta transcurre por pleno Parque Natural Saja-Besaya y tiene como guinda final el descenso por uno de los senderos más bonitos que a mi juicio tiene Cantabria, motivo más que suficiente para no quedar en el olvido blogero, además de otras muchas razones, como el extraordinario entorno, el ambiente del grupo, el buen tiempo, etc.

A primera hora de la mañana nos reunimos en el aparcamiento de Bárcena Mayor unos cuantos asiduos de la Zona Enduro del ForoCantabriaMTB, Marta, Carlos, Richard, Rafa, Víctor, Fran, Dani, Peto, Filipe, Jesús y el que escribe. No había plan previsto, así que como buenos españoles improvisamos la ruta sobre la marcha, con la gran suerte -para mí- de que el objetivo fuera el descenso de La Braña de Lodar a Bárcena Mayor, descenso que por diferentes motivos no había podido hacer, en una ocasión por una avería mecánica y en otra por culpa de la crecida del río, que a la fuerza hay que vadear.

Pero para ello primero debíamos subir Fuentes. Su ascenso es largo, así que lo afrontamos sin prisa alguna, charlando y disfrutando como siempre de la naturaleza. A media subida realizamos la primera parada para reagrupar y disfrutar de un pequeño descanso, momento que algunos aprovechamos para visitar el cercano Pozo de la Arbencia, lugar de especial belleza y diría que de obligada visita, al que sólo tenemos que dedicar unos pocos minutos de caminata para contemplarlo, eso sí, extremando la precaución ya que el acceso tiene algún paso complicado.

Foto de grupo
Llegamos al alto de Fuentes después de superar los últimos kilómetros, y también los más duros. Y de nuevo parada para reunir a la tropa, descansar un poco, comer y hacer el cabra sobre un pequeño muro, ¡Vamos lo habitual!. Sin estarnos mucho continuamos por la pista rumbo al cercano Pico Ropero, la cota más alta de la ruta y momento más esperado del día.
Alcanzada la cumbre y antes de emprender el descenso, dedicamos unos minutos a disfrutar de las espectaculares vistas de Campoo al tiempo que algunos vaciaban sus mochilas y se armaban de protecciones para...


Bajar y bajar.... Hasta aquí todo había sido subir y subir, y ahora tocaba lo contrario, primero siguiendo unas rodadas de manera tan vertiginosa como breve, luego por el cordal junto a un estacado y siguiendo un sendero que alternaba pequeños remontes y que nos obsequiaba con unas vistas impresionantes de la cuenca formada por el río Besaya.


Envueltos en un banco de niebla llegamos a la Braña de Lodar, localizamos el sendero que se interna en el bosque y...


A partir de este momento fue una auténtica gozada, la bajada sin ser demasiado técnica ofrece un "todo incluido" de lo necesario para disfrutar de una bicicleta de montaña, una buena combinación de piedras, raíces, pozas, saltos, hojarasca, tramos zigzagueantes, y todo pedaleando por un bosque que parece sacado de un cuento.
Para terminar vadeamos el río y regresamos por la pista a los coches, de no haber sido por los compromisos familiares quién sabe si alguno hubiera repetido.


Ruta recomendable al 100%. En su totalidad transcurre por pleno Parque Natural con lo que a belleza se refiere sobran comentarios. Físicamente no es muy exigente y el entretenimiento en su segunda parte es absoluto, sobre todo a partir de la Braña de Lodar.
Creo que la ruta son unos 34kms y 1200mts de acumulado, no tengo el track pero lo conseguiré, no creo que tarde mucho en repetir esta pedazo de ruta.... Para entonces espero acordarme del tramo entre el Ropero y la Braña de Lodar, que ahora mismo tengo confuso.

Y por último, agradecer a los compañeros que dedican su tiempo a hacer fotos para que luego todos podamos verlas y así recordar esos momentos inolvidables... en esta ocasión fueron Marta y Richard. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario